Archivo de categoría Dramaturgia

PorSamuel

Teatro a través de la redes y la tecnología

El teatro ha evolucionado bastante en las últimas décadas. Este ha pasado de simples presentaciones a intervenciones espaciales, abstractas, performance y toda clase de puestas en escena. Pero gracias a la última emergencia sanitaria, el teatro dio un salto inesperado a las nuevas plataformas y tecnologías. Este comenzó a ser transmitido de forma online, para que pudiera ser presenciado por espectadores de todo el mundo en tiempo real. Y una de las mejores maneras de hacerlo es mediante un Macbook.

¿Cómo un Macbook contribuye a masificar el teatro?

Cómo se menciona más arriba, los ordenadores han contribuido como puerta de entrada para que cientos de personas alrededor del mundo puedan acceder a obras a las cuales no podrían acceder de otra forma.

Asimismo, cientos de pequeñas compañías teatrales han podido darse a conocer gracias a la difusión que proveen los equipos de estas características. Estas compañías han encontrado en este sistema la oportunidad perfecta para mostrar su trabajo de forma real, en vivo y directo, y en muchas ocasiones de forma totalmente gratuita.

Un macbook tiene una gran imagen HD, además de una excelente cámara incorporada, por lo que puede transmitir en vivo con una excelente resolución. Si no se tienen los medios, un Macbook puede suplir la tarea de una cámara profesional, incluso generar registros para enseñarlos y promocionar las obras.

Pero no se trata de utilizar cualquier ordenador. Un Macbook tiene características únicas que lo convierten en el dispositivo perfecto para estos fines. Su velocidad de procesamiento permite una mejor gestión de los datos y las imágenes transmitidas o guardadas. Asimismo, su gran capacidad de almacenamiento interno permite, valga la redundancia, almacenar decenas de horas de registros audiovisuales, lo que lo hace ideal para guardar obras enteras.

Y por si fuera poco, un Macbook, ya sea Air o Pro, es un equipo liviano, por lo que es fácil de transportar y de utilizar como dispositivo de registro para obras teatrales.

La tecnología de la mano de Mac ha llegado para quedarse, lo cual es muy positivo para la práctica teatral. De este modo, las compañías pueden llegar a un público aún más masivo.

PorSamuel

Equipos para escribir obras de teatro: ¿cómo componerlos?

El dramaturgo es quien está detrás de la pluma y se dedica de lleno a la escritura de una obra de teatro. Pero este no es el único que forma parte de ella, ni mucho menos. Generalmente, cuando un dramaturgo se da a la tarea de escribir una obra de teatro, especialmente si es por encargo, cuenta con la asesoría y el apoyo de un equipo de personas que trabaja directamente en el medio teatral. Pero, ¿quiénes son?

Desde escenógrafos hasta sonidistas

Literariamente hablando, el dramaturgo puede escribir la obra de teatro dando apenas los detalles que considera necesarios para que las acciones de cada personaje se puedan entender y así dar contexto a la historia. Sin embargo, en el montaje, las cosas son mucho más complejas y es por eso que muchas veces el trabajo del dramaturgo no termina ahí.

En el equipo de asesoría pueden estar, principalmente, escenógrafos. Ellos indicarán y sugerirán qué elementos de escenografía pueden ser claves para dar a entender determinados momentos de la obra de la forma más clara, sin que se caiga en lugares comunes o confusiones.

Por su parte, los sonidistas y los encargados de la iluminación serán otros que podrán asesorar sobre los diferentes momentos de la obra y cómo poderlas dirigir. Finalmente, los otros elementos claves en la asesoría son los encargados de formar a los actores.

En general, los profesores de actuación son todos aquellos que determinan de qué forma se comportará cada personaje, por lo que interpretan lo que dice el dramaturgo. Sin embargo, el dramaturgo con esta asesoría podrá darle claridad a sus personajes, y así poder facilitar el trabajo en el montaje.

PorSamuel

Dramaturgia para principiantes: ¿hacia lectura dramatizada?

Comenzar en el mundo de la dramaturgia es una tarea ardua. No todas las personas tienen madera para ser dramaturgos, pero muchos sienten la pasión necesaria para poder comenzar en esta área. Ahora bien: no es lo mismo enfocarse en crear una obra teatral amplia, larga y con varios actos a algo más sencillo, enfocado incluso no en actores de teatro, sino en la presentación de una lectura dramatizada.

Para muchos, la lectura dramatizada es algo inferior, de poca categoría y a lo que no hay que dedicarse de ninguna manera. Sin embargo, la dramaturgia puede estar enfocada en la creación de lecturas dramatizadas para talleres, especialmente en ambientes de personas que no tienen una formación actoral amplia y dedicada.

Redactar pensando en la lectura

Generalmente, las presentaciones de las lecturas dramatizadas son bastante más sencillas, y con una escenografía mucho más escasa que los de las obras de teatro convencionales. Estas obras suelen hacerse en escenarios casi vacíos y son los propios autores los que dan una impronta especial, a través de su vestimenta y atuendos a utilizar.

La lectura dramatizada es mucho más delicada que las obras de teatro convencionales, pues reside en los lectores el papel de transmitir todas las emociones y hacer notar, al menos, la mayor parte de los movimientos. Es por eso que al hacer una lectura dramatizada se requiere hacer una adaptación, pero si se escribe teatro pensando en una, se ahorra buena parte del trabajo.

¿Qué tener en cuenta?

En general, si se redacta una obra de lectura dramatizada, hay que tener en cuenta que los actores estarán predominantemente sentados y leyendo, por lo que los movimientos están más limitados y la sensación será diferente.

Sin embargo, esto no impide en lo absoluto que puedan haber juegos de luces, así como entradas, salidas, subidas de tono o incluso, acciones entre los propios personajes, que se toquen y tengan contacto directo entre sí.

La clave de todo esto es que será mucho más sencillo para el dramaturgo poder plantear un escenario donde las emociones deban plasmarse más claramente y con menos elementos. Así, se podrá poner en práctica una lectura dramatizada de forma rápida y sencilla, adaptada a todo tipo de entornos, incluso con bajos presupuestos.

PorSamuel

Escribir una obra de teatro: constancia y estudio

Autores de libros hay por doquier. Muchos se dedican a la redacción de cuentos cortos, ensayos y también crónicas. Pero la dramaturgia a veces, en el mundo de la literatura, puede parecer invisible. Los dramaturgos se consideran escritores, pero en la literatura no suelen ser tomados en cuenta, lo que representa un grave error. Escribir una obra de teatro es una representación artística importante que no puede ser ignorada.

Ahora bien: el teatro tiene características que no tienen los otros géneros literarios. Desde la estructura de sus textos hasta la composición de sus personajes, todo cambia. Es posible escribir una excelente obra de teatro si se es constante y si se aplica un estudio profundo en la materia dramatúrgica.

¿Cómo son las obras de teatro escritas?

Al ver un texto, es posible identificar con facilidad si se trata de una obra de teatro. Generalmente, las obras de teatro se escriben línea por línea, de forma independiente. Al comienzo de la línea, se suele indicar en letras mayúsculas el nombre del personaje, seguido de dos puntos. En cada línea, siempre se hace la aclaratoria de quién está hablando con estas indicaciones.

Por otro lado, las obras de teatro muestran muy poca narración por parte del narrador omnisciente. Generalmente esto se reduce solo a la introducción, la conclusión y la aclaratoria entre diálogos de personajes, especialmente enfocadas en los cambios que hay en la escenografía y los movimientos y acciones que deben tomar los personajes, y que no dicen de forma explícita en el diálogo.

¿Cómo comenzar a componer una obra de teatro?

En general, las obras de teatro son más sencillas en su estructura, pero eso no las reduce en profundidad. Por ejemplo: es indispensable, en estos casos, tener claro quiénes son los personajes, qué tipo de discurso tomarán y cómo lo dirán. En esto, la obra de teatro escrita se asemeja más a un guion de televisión o cine, pero con muchos elementos literarios y de escenografía que estos no incluyen.

Una vez teniendo claros cómo son los personajes y su devenir, es que la composición de la obra teatral comenzará a surtir más efecto. Es posible empezar a pensar las diferentes partes y centrarlas en lo que serán varios actos. A través de ellos, las personas podrán ver la obra de teatro de forma gradual y, además, se permitirá el cambio de escenografía frente al público.

También es muy importante aclarar con anterioridad cómo será el discurso visual que se aspira transmitir. En una obra de teatro lo que importan son los personajes, pero no solo lo que dicen, sino también lo que hacen. Todo eso debe quedar claro en el momento de la escritura.

PorSamuel

Teatro y mamoplastia: ¿por qué las prótesis ergonómicas son la mejor opción?

Muchísimas mujeres desean hacerse una operación de aumento de senos, pero se restringen de hacerlo debido a que eso transgrediría completamente su rutina laboral o deportiva. También hay personas en cuyos trabajos se realiza actividad física constante, como puede ser la actuación de teatro. Dichas actividades puede que le impidan someterse a un procedimiento quirúrgico porque podría afectar su dinámica e incluso su comportamiento sobre las tablas.

Esta es una preocupación válida. Las prótesis mamarias, históricamente, habían sido muy rígidas, y aumentaban el peso de la mujer, haciendo que sus movimientos fueran más lentos. Pero todo ha cambiado con las protesis ergonomicas, que son la máxima innovación en el mercado y de la que existen diferentes productos que benefician a todas las mujeres que deseen utilizarlas.

¿Por qué estas prótesis son útiles en teatro?

Una actriz de teatro, bien sea que esté en un taller o en un grupo actoral, necesita ir de un punto a otro del escenario y no sentir que sus mamas quedaron totalmente duras e inmóviles, lo que puede afectar sus movimientos mientras actúa. Los senos no son rígidos, sino que se mueven en función de la posición del cuerpo, y eso es precisamente a lo que aspiran estas prótesis ergonómicas.

Entonces, la experiencia de una actriz de teatro con una de estas prótesis es totalmente diferente, pues su carácter ergonómico le va a permitir engrandecer el busto al mismo tiempo que adaptarse al cuerpo en cualquier posición que tome, por lo que no se verá de la misma forma si se está sentado, parado o acostado.

La recuperación, siempre presente

A pesar de que las prótesis ergonómicas cambian totalmente la fisonomía del cuerpo producida por el aumento de senos, es imperativo que tras la mamoplastia, la recuperación y el proceso postoperatorio se cumpla a rajatabla. Es por eso muy importante que los ensayos puedan esperar.

Durante el postoperatorio y mientras deba guardarse reposo en cama, las actrices podrán estudiar los textos y practicarlos vocalmente, además de consultar todas las dudas que tengan pertinentes. Sin embargo, es muy importante retomar la actividad física gradualmente, con la certeza de que las prótesis ergonómicas permitirán un mejor movimiento en el cuerpo.